Teresa Wilms Montt, poeta desafiante y rupturista

por: silvia

agosto 7th, 2014 // Revistas

libro6Escuché hace mucho tiempo que habían lanzado una película sobre Teresa Wilms Montt, de inmediato sentí curiosidad, busqué primero el libro, alguna biografía, y justo encontré una, me puse a leer y descubrí una historia triste y valiente, la vida de una mujer rupturista, desafiante, poeta y libre.
Me costaba avanzar en las páginas del libro, pensaba en Teresa, una niña de bien, de buena familia, con buenas lucas en esos años, pero aún así, con muchos deberes y obligaciones sociales. Y justo en la televisión abierta muestran la película. Pensé en todas las mujeres que han sido declaradas locas por el tan solo hecho de querer vivir. Vivir la vida en un bar, no cuidar hijos o escribir poesía erótica.
Cronología. Se casó con un Balmaceda por salir pronto de su casa, clásico argumento usado por mujeres para tener cierta independencia. Con el tiempo tiene un amante, hecho que la catapulta de la vida social y del cuidado de sus dos hijas. Le pide a su amante que se vayan juntos y él se niega, le dice que él es solo un cuento en su vida.
La familia Wilms Montt, intenta cubrir este hecho enviándola a un convento y declarándola loca. Es del terror esta historia, la atmosfera de la película también genera una sensación de encierro terrible, asfixiante. Se ve a Teresa gritar desde el convento hacia sus padres y ellos hicieron caso omiso antes sus súplicas, como si no la escucharan.
Teresa tenía ojos adormecedora de mares, así la describe Vicente Huidobro, quién la ayuda a escapar del convento ubicado en el conocido Barrio Brasil, actualmente cercano a la Plaza, bares y restaurant del barrio residencial.

250px-Teresa_Wilms_Montt

Publicaciones e ideas ligadas a sus escritos

De acuerdo a lo leído en esta biografía sobre Teresa Wilms, en el sentido literario, su escritura parece nacer desde el dolor, la duda, el alejamiento arbitrario de sus hijas, el destierro, el amor, el desamor, el erotismo, todas estas palabras mencionadas para describir el lev motivo de la artista.
Fragmentos. Cerca de la Navidad de 1921, una dosis de Veronal doblegó lo que no pudo la sujeción familiar ni social de su país. Días de agonía en el Hospital Laëneec de París…Nadie estaba a su lado. El sábado 24 de diciembre se apagó. Se fue la luz de una estrella. Tenía veintiocho años. p. 16
Ninguna calle en Santiago, París o Madrid ostenta su nombre. Excepto “Carrer Teresa Wilms Montt”, en San Pere Pescador, el pueblo oriundo de los Montt, en Girona, Cataluña, por iniciativa de la autora, doña Ruth, y la aprobación de su Ajuntament. p. 16-17
Así como a Don Quijote lo trastornan su pasión por los libros de caballería, Teresa tiene el “alma pervertida por lecturas absorbidas sin disciplina y a destajo” que le ha producido “una aridez poco femenina, un ateísmo, un anarquismo espiritual, indiferentismo religioso”. La vida anticonvencional de su esposa “lo arrastró al Club y la bebida”. Así justifica su conducta. P. 80-81.
El convento seleccionado para purgar la culpa fue el de la Preciosa sangre, en el sector de la Plaza Brasil, Santiago. “…conocido convento de la calle Compañía, (a donde van muchas señoras a deshincharse secretamente el vientre)…”, en la expresión de Balmaceda Valdés. Otras iglesias del lugar, la de los Capuchinos y la de El Salvador, junto con la de la Preciosa sangre configuran un valioso patrimonio arquitectónico en el noroeste de la capital. Un sinfín de mansiones y palacetes de abigarrados estilos; clásico, neoclásico, mozárabe, isabelino, barroco, de gente adinerada le daban el buen tono al barrio. p. 111-112
Palabras de Teresa…” En Chile…la iglesia domina aún, la separación entre la sociedad es profunda; al pobre roto se le desprecia; entre la aristocracia, corroída como todas, y el pueblo existe un abismo insondable. Mi libro Inquietudes sentimentales que he publicado aquí y cuya edición ya está agotada, habla de la sociedad chilena, y mi próximo libro Lo que no se ha dicho, versará sobre el mismo tema como una ampliación de la anterior. Inquietudes sentimentales es un conjunto de cincuenta poemas donde se advierten algunos elementos surrealistas, no exentos de un humor con tinte dramático como en Sombras furtivas. p. 140
La segunda obra de Thérese Wilms Montt, como se hacía llamar, es Los tres cantos. Fue editada por Balder Moen, amigo de Teresa, cuyas oficinas estaban en calle Florida. También como el primero, tuvo varias ediciones. Concitó, como sabe suponer, el interés de poetas y artistas. La crítica lo trató bien y su autora, invitada a dar recitales en El Ateneo Hispano de Buenos Aires y en la Universidad. p. 142
Anuari es Horario Ramos Mejía (1895-1917), de nacionalidad argentina, estudiante de Derecho, bohemio de tertulias literarias en época en que Teresa Wilms visita Buenos Aires, en 1916-17. Trabó amistad con Teresa enamorándose de ella. Era miembro de una connotada familia rioplatense, los Ramos Mejía, entroncados con la historia argentina desde la era de la Independencia. Su padre José María, médico de gran prestigio, ejerció de historiador junto con su hermano Francisco, abogado. Horario Ramos Mejía, escribía poemas. Enamorado y no correspondido por Teresa, se cortó las venas, falleciendo el 26 de agosto de 1917. Yace en el Cementerio de La Recoleta, en el Norte de Buenos Aires. Teresa Wilms se inspiró en su imagen para crear su personaje “Anuari”, que aparece en sus obras. p. 155
Y no resulta extraño un Diario Itinerante pues Teresa Wilms ya en Buenos Aires tiene la idea de un título afín, El libro del camino (Diario íntimo), como se anuncia en la edición de su libro de Cuentos para hombres que son todavía niños, de 1919. p. 162

Los escritores cercanos a ella, a quienes conoció viajando fueron: Víctor Domingo Silva, su seudónimo era Cristóbal de Zarate, Vicente Huidobro y Ramón del Valle Inclán.

Teresa Wilms Montt. Un canto de libertad. Biografía. Ruth González-Vergara. EDT. Grijalbo. Stgo, 2009.

Leave a Reply