Archivo por Litarutera

El super discurso de Juan Juanes

// junio 23rd, 2015 // 1 Valiente » // Litarutera

 

“Señores y conciudadanos:

La patria en solemífados momentos me elijusna para directar sus destídalos y salvantiscar sus princimientos y legicipios sacropanzos. No me ofuspantan los bochingarios que parlatrigan y especusafian con el hambrurio de los hambrípedos. No me ofuspantan los revoltarios, los infiternos descontifechos que amotibomban el poputracio. No me ofuspantan los sesandigos, los miserpientos, los complotudios. La patria me clamacita y yo acucorro a su servitidio cual bien patrófago, porque la patria es el prinmístino sentimestable de un coramento bien nastingado.

Si los dineoros de la naciatra se perdisquean, no os inquiurbéis, ellos estaranguros en mis bolsefos. No os inquiurbéis por tan posoca.

Risodantamos, carcadajamos de los hambrífogos. No manijustran escopitrallas. Las armifuegas están guarditas en mis casuertas. Riso dantemos, amiguiñores, de los inocingenuos y visiocardios profetistófalos de una imgualticia imposibrante. Marchifundiemos resultigrados al solipondio que es sacrifento para el patrímano por nuestra patria por su estuandilla glorifaciente.

No temiscuad, amiguiñores, los legideales de nuestra patria son sacropanzos. Os lo promturo. Este caotitorio del momestante con mi intelento, con mi solsofa muy prontigüedo domifarré.”

Discurso de Juan Juanes, personaje de la obra teatral de Vicente Huidobro “En la Luna”, 1934.

 

huidobro

Librerías, un ensayo imperdible!!!

// mayo 31st, 2015 // Na` que decir » // Litarutera

“Continúan allí.
Pero no continuarán allí por mucho tiempo. Lo sé. Por eso fui.Para despedirme. Cada vez que viajo, es invariablemente para despedirme. “Viaje sin guía” Susan Sontag

Este libros lo encontré entre las góndolas de novedades. creo que lo miré varios días, como nadie lo eligió, leMaquetaci?n 1 di un vistazo, lo encontré interesante y me dispuse a leer sus páginas lentamente.

Fragmentos, citas de autores, libros por leer, apuntes literarios

Les dejo todos los fragmentos o citas juntos, en algunas voy agregando comentarios personales, otras las borro, porque considero que se descontextualizan del tema principal del libro, o que son citas que ya conozco o autores que ubico. Dicen que los comentarios de libros deben ser breves, en algunos casos eso cuesta mucho, creo que es este.

La sinécdoque y la analogía son las figuras por excelencia del pensamiento humano: voy a empezar hablando de todas las librerías del presente y del pasado y quien sabe si el futuro a través de un solo relato, “Mendel el de los libros”, escrito en 1929 por Stefan Zweig y ambientado en la Viena del adiós al imperio, para avanzar hacia otros cuentos que también hablaron de lectores y de libros a lo largo y a lo ancho del palpitante siglo XX. p.21
Para convertirse en el Gran Mendel. Porque Mendel era un prodigio único de la memoria, “un fenómeno bibliográfico”, el miraculum mundi, el mágico archivo de todos los libros. p. 22

Este fragmento hace referencia a un libro de Stefan Zweig que se titula “Mendel el de los libros”, aquí hay un personaje muy lector, amante de la literatura que vive ajeno a la realidad.   Si pienso en las librerías de Santiago, todas me gustan, aunque a algunos lugares les tengo mayor cariño, como a la calle San Diego, con galerías de libros y hombres viejos con el oficio de la compra y venta sobre sí mismos. Me acuerdo de haber estado ahi un par de veces siendo adolescentes vendiendo libros o haciendo trueques de títulos que me pedían en el colegio, me gustaba mucho ir a esa calle, dar vueltas y hurguetear entre las galerías y los libros. Recuerdo una librería en Valparaíso, que queda frente al Congreso por Pedro Montt que se llama Crisis. Es un pequeño local repleto de joyas literarias, tienen variados títulos y buenos precios. La conocí en la época en que yo estudiaba en Valparaíso. Quienes atienden son gente amable y no desmemoriados, recomiendo conocer esa emblemática librería.

Ahora volviendo a la lectura de Librerías, es que avanzo y avanzo y cada vez me sorprendo más. Descubro ciudades más fanáticas a la religión, escritores fascinados con la correspondencia virtual que tienen con sus lectores y yo aquí, conectándome con esos pensamientos y en los espacios que se les asignan a las librerías en el mundo. Esto tiene real importancia en Europa y Oriente. Hay libros de moda, escritores de moda, lectores de moda y otra gente olvidada que no existe para nadie, así funciona el mundo, si alguien no te descubre, prácticamente no existes, ya lo dijo Huellebeqc en su libro “El mundo como supermercado” , autor francés que por supuesto recomiendo, aunque sus letras carecen de esperanza.

Hay un joven en el parque leyendo, lleva un polera verde. Ha leído por más de dos horas y nadie, pero nadie lo ha interrumpido.

Sobre Europa. “Todo Berlín Comunica la misma sensación de parteaguas. Si, desde la Alexanderplatz, caminas por ese amplio bulevar de estética socialista bautizado como Avenida Stalin y más tarde llamado Karl-Marx-Allee, tan ancho que por él podría desfilar un ejército entero con varios tanques junto al otro, te sorprende que en esta megalomanía espacial, es ese espacio perfecto para la intimidación política, se haga tanto énfasis en la cultura.” p. 97

Bebelplatz. En este lugar se quemaron libros. Se encuentra al lado de un edificio enorme de la ópera. Allí hay una plaza importante, llamada en honor a August Bebel, quien fue un líder del Partido Socialdemócrata de Alemania. Hoy se encuentra un monumento subterráneo formado por una biblioteca con estanterías blancas y vacías que se pueden observar a través de un cristal en el suelo. Esto refleja que los alemanes no olvidan su historia. Me pareció necesario sumar este monumento, a la historia de librerías o bibliotecas que se mencionan en este tremendo ensayo que leo y resumo de alguna manera para abrir más espacios al saber y la cultura de los países.

“Karl Marx Buchhandlung, la vieja librería comunista, que tras su cierre en 2008 alberga una producción cinematográfica y a cuya izquierda se encontraba el viejo Rose-Theater. Dos años antes de su cierre, la librería actuó como escenario del final de La vida de los otros, una película que habla fundamentalmente sobre la lectura”, p.97
Tuve la oportunidad de ver esta película, la recomiendo, es muy interesante, como se deja ver la idiosincrasia o el pensamiento de los alemanes que viven en Berlín y que vivieron la apertura entre Oriente y Occidente, luego de la caída del muro de Berlín.

Intento tratar a los libros como ellos me tratan a mí, es decir, de hombre a hombre. Los libros son personas, o no son nada.
En cuanto se quiere encontrar una utilidad utilitaria a la literatura se la ve languidecer, encogerse y perecer. Una librería es ese lugar gratuito y perfecto que no puede servir para nada. Claude Roy, El amante de las librerías.

A través de la papelería, lugar y catálogo de todo lo necesario para la escritura, uno se introduce en el espacio de los signos Roland Barthes. El imperio de los signos Texto que sin duda nos lleva a la semiótica.

Sobre Santiago el autor escribe: …”Durante los tres o cuatro días que pasé en Santiago decidí que la librería que más me interesaba era Libros Prólogo. Anoté entonces: No es tan grande como la Librería Universitaria de la Alameda ni como la cadena Feria Chilena del Libro, ni tiene el encanto de las librerías de viejo de la calle San Diego, pero Prólogo posee un buen fondoLibrerias y se encuentra en la calle Merced, al lado de un cine, teatro y café, y cerca de los anticuarios y las librerías de viejo de la calle Lastarria. P. 182

Como ven Santiago no se queda atrás.

Al leer este libro me da la sensación de que son tantas las referencias o los puntos en que converge la casualidad y la literatura que me nace escribir que “Nadie sabe para quien escribe, pero escribimos igual”. A su vez me impacta y felicito al autor por la gran cantidad de Bibliografía que hay sobre este libro y lo que hace que su lectura sea mucho más rica porque permite entrelazarnos a otros espacios de opinión, visión, crítica o simplemente mirada o perspectiva de lo que debiese ser una librería o de cómo entendemos una librería.

Hay que distinguir entre las grandes librerías del mundo y las librerías de urgencia. Por supuesto son éstas las que nos nutren de las lecturas más necesarias, las que no pueden esperar, las que nos entretendrán durante un vuelo o un viaje en tren, las que te permiten comprar un regalo en el último momento, las que te proporcionan el mismo día en que ha sido distribuido el libro que estabas esperando. Sin las librerías de urgencia no existirían las otras, no tendrían sentido”. p. 230

Recuerdo que en Praga, en el terminal de trenes, encontramos con mi ex, una librería de paso, yo le pedía que fuéramos a verla, que entráramos, yo lo pedía insistentemente y mi ex, me decía, que ese era el paraíso para mi…obvio que si y me regaló un libro hermoso, escrito en español, sobre la vida de Frank Kafka en Praga, por supuesto que no hallaba la hora de devorar ese tesoro.

Vamos a otro punto. Simplemente amé esta cita.

Nuestro modo de leer, inextricable de las pantallas y los teclados, sería la intensificación en plataformas de información y de conocimiento progresivamente audiovisuales, de esa extensión con implicaciones políticas. Perder la capacidad de concentración en un único texto implica ganar espectro luminoso, distancia irónica y critica, capacidad de relación y de interpretación de fenómenos simultáneos. Significa, por tanto, emanciparse de las autoridades que constriñen las lecturas, desacralizar una actividad que a estas alturas de la evolución humana ya debería ser casi natural: leer es como caminar, como respirar, algo que hacemos sin que sea preciso pensarlo antes. p. 292

Las librerías han sido el aquelarre del canon y por tanto puntos clave de la geopolítica cultural. El lugar donde la literatura se vuelve más física y, por tanto, más manipulable. El espacio donde barrio a barrio, pueblo a pueblo, ciudad a ciudad, se decide a qué lecturas va a tener acceso la gente, cuales se van a difundir y por tanto van a tener la posibilidad de ser absorbidas, desechadas, copiadas, plagiadas, parodiadas, admiradas, adaptadas, traducidas. p. 295-296.

Mientras que la biblioteca se obstina en recordarlo todo, la Librería selecciona, desecha, se adapta al presente gracias al olvido necesario. p. 300

Este libro se publicó en el año 2013, Editorial Anagrama en Barcelona.

¿Por qué llaman amor a eso?

// mayo 21st, 2015 // 1 Valiente » // Litarutera

“- A mi parecer – dijo el mayor -, existe un contacto supremo únicamente: el del amor. Fíjese bien que el amor es multiforme. Y, según yo, todas las formas del amor son justas, siempre que se trate de amor y que se honre la acción a la cual lleva. ¡Y me parece que es todo lo que hay en la vida! Pero le concedo que si usted niega la diversidad del amor, niega al mismo tiempo el amor. Si usted trata de encerrar en una categoría reconocida los sentimientos, los hiere en su misma esencia; hace de ellos un medio de tiranía, de muerte.

– Pero ¿Por qué llaman amor a eso?

– Porque me parece que es el amor el gran poder que atrae a los humanos unos a otros, cualquiera que sea el resultado del contacto. No hay para qué decir que este resultado puede ser el odio tal vez, pero el odio no es nada más que el reflujo del amor. Todos nuestros sufrimientos actuales provienen de que nuestra manera de comprender el amor es estrecha, exclusiva y, por consiguiente, se opone al amor mismo; lleva a la muerte y a la tiranía.”

 

Extracto de “The Ladybird” de David H. Lawrence, traducido como “El escarabajo” o “La mariquita”

 

D_H_Lawrence

A partir de este momento puede pasar cualquier cosa

// mayo 7th, 2015 // Na` que decir » // Litarutera

steinbeck

“Dos galones son mucho vino*, incluso para dos paisanos. Por sus efectos anímicos, las jarras pueden graduarse así: justo por debajo del cuello de la primera botella, conversación seria y concentrada. Dos dedos más abajo, recuerdos dulcemente tristes. Tres dedos más, memorias de antiguos y agradables amores. Un dedo más abajo, evocación de antiguos y amargos amores. Al llegar al culo de la primera jarra, una tristeza general e indirecta. Al trasegar el cuello de la segunda, negro, infernal desaliento. Dos dedos más abajo, una canción de muerte o añoranza. Un pulgar más, otra canción cualquiera que uno conozca. La graduación se detiene en este punto, pues las sendas se bifurcan y ya no hay certeza. A partir de este momento puede pasar cualquier cosa.

– Tortilla Flat (1935), John Steinbeck –

 

* Un galón, medida anglosajona de capacidad, corresponde en Estados Unidos a 3,785 litros

 

Gabriela Mistral y el PNL

// abril 9th, 2015 // 4 Mentiras » // Litarutera

Yo soy Lucila Alcayaga
alias Gabriela Mistral
primero me gané el Nobel
y después el Nacional.

A pesar de que estoy muerta
me sigo sintiendo mal
porque no me dieron nunca
el Premio Municipal.

“Epitafio” de Nicanor Parra

gabriela_mistral_premio_nobel

Una de las frases que más se repite para ilustrar lo injusto que fue Chile con Gabriela Mistral, es que ganó el Premio Nobel de Literatura  antes que el Premio Nacional de Literatura (PNL), hecho que se extiende más allá del ambiente literario para incorporarse como ejemplo de “El Pago de Chile”.

Leyendo un  libro muy entretenido e interesante llamado “El club de la pelea” de Andrés Gómez Bravo donde se cuenta la historia de la elección de cada PNL, uno puede extraer algunas conclusiones respecto a esta anomalía en el mundo de los premios y galvanos.

El PNL se creo en 1942 para darle un regalo de cumpleaños a Augusto D’Halmar, el escritor famoso de la época, es por eso que el primer premio es para él, o sea, este asunto del PNL partió con 2 irregularidades, como se menciona en el libro: “1) la ley que creaba el premio aún no se aprobaba, por lo cual el gobierno anterior tuvo que dictar un decreto especial pra entregarlo, y 2) el nombre del ganador se conocía de antemano.” Además el premio consistía de 100 mil pesos, como el decreto no estaba aprobado le pasaron la mitad del dinero al señor D’Halmar, la otra mitad nunca llegó.

Con respecto a la elección de D’Halmar existe la siguiente declaración de Rodolfo Oroz, 36 años más tarde sobre aquel fallo: “Yo propuse a Gabriela Mistral, pero el resto del jurado se me echó encima. Finalmente me sumé a la mayoría”

El año ’43  aunque Mistral está entre los candidatos gana Joaquin Edwards Bello.
El año ’44  en una encuesta realizada por la Revista Ercilla a los escritores, Gabriela Mistral, ya candidata al Nobel, puntea las preferencias con 12 votos, luego Mariano Latorre con 10 y después Pablo Neruda con 8. Pero luego de dirimir, esto es lo que anuncia el jurado: “En ausencia de Gabriela, el jurado deliberó entre Latorre y Neruda. El año 1944 ha sido favorable al primero”.

GABRIELA-MISTRAL-Y-PABLO-NERUDA-EN-LOS-AÑOS-60

El año 1945 se decide tácitamente que el premio que se otorga en mayo será ahora para un poeta, en la encuesta de Ercilla Gabriela arrasa, y el crítico Alone le hace barra, pero dentro de Chile el famoso era Neruda, apoyado por el PC y ya siendo senador, el poeta más internacional que ha dado Chile obtiene un premio que tarde o temprano iba a recibir, pero que luego en Noviembre catapultaríaa los cielos  nuestra vergüenza chilensis cuando se da a conocer que Gabriela Mistral recibirá el Nobel en tierras suecas. D’Halmar escribe una excusa bastante jugosa en el diario respecto al tema “Tal vez lo más grave del asunto consiste en que ya no se le podría otorgar a ella. Nos hemos propuesto colocarla en tal altura que, de no haberle dado el primero, no le podemos dar ninguno”.

De ahí en adelante, hasta 1951, donde por fin Mistral recibe el PNL, hay excusas y mea culpas por montones generando la postergación, es una deuda que nadie quiere pagar, los ganadores han sido Eduardo Barrios, Samuel Lillo, Ángel Cruchaga Santa María, Pedro Prado y José Santos González Vera. El año 1951 courren algunos hechos que incluso podrían correlacionarse con el tramitado premio a la poeta Nobel, la radical Inés Echeverría es la primera mujer en ser Diputada, las mujeres desde 1949 ya pueden votar y de a poco hacen notar su presencia. En este escenario se exige que la mujer más destacada de Chile a nivel mundial tenga por fin este minúsculo y pueblerino trofeo. Eduardo Barrios enuncia “¡Más vale tarde que nunca!”. Tres veces se tuvo que juntar el jurado para darle de una vez por todas el esquivo PNL. Se elaboró incluso un proyecto del Premio Nacional Extraordinario de Literatura de medio millón de pesos, para que no se viera tan piñufla al lado del Nobel, lo que sí ocurrió es que el Gobierno le subió el sueldo de Cónsul en Nápoles, equiparando sus honorarios de Cónsul de segunda categoría a Cónsul de primera. Finalmente se aumentó el premio monetario de 100 mil a 500 mil pesos. Gabriela Mistral al ganar el PNL se encontraba en Italia y redirecciona el dinero a un Fondo de ayuda a niños del Elqui.

Gabriela-Mistral--644x362

Gabriela vuelve a Chile en 1954, luego de 16 años de ausencia donde se le rinden todo tipo de homenajes, aunque es el pueblo el más entusiasta con el recibimiento, orgulloso de que Chile se nombre en otros lugares del orbe gracias a las letras de Mistral. El ciudadano de a pie, como hoy ocurre con los futbolistas, se identifica con quien triunfa a pesar de haber nacido en el desamparo, un país de pocas oportunidades, lleno de obstáculos, chaqueteo y pobreza.

Así que podemos resumir que SI, la cagamos con el PNL, o el Nobel fue más raudo y pillo, pero lo importante es que ahora el acceso a la lectura es mejor, sólo falta la voluntad y darnos el tiempo de leer, no sólo a Mistral, hay cientos de buenos libros, poemas, crónicas, novelas, etc, y están ahí esperando por nosotros. Así se saldan las deudas con los artistas, acercándonos directamente a sus obras, compartiendo lo aprendido, el conocimiento no debe ser de unos pocos, ya basta de elitizar la cultura. Viva Chile, Vivan los trabajadores…, ya, me fui en la volá, pero lean. Y ultrarecomendado el libro “El club de la pelea” (no el de la película) para enterarse de la graciosa, aunque querible, farandulilla literaria chilena.

 

Acá un pdf que escribimos con una selección antojadiza de los  mejores poema de Gabriela Mistral

 

Nicolás Guillén en la música cubana

// febrero 17th, 2015 // Na` que decir » // Corcheas, Informeichon, Litarutera, Videos

WP_20150216_001

Este libro es uno de esos libros pequeños, que nadie está apurado por leer, que pocos conocen y en realidad a pocos le interesa, sin embargo, luego de leerlo hay muchas cosas que puedo decir y que espero den valor a este libro.

Antes de hablar del libro en sí hay algunos datos valiosos, este libro realizado en 1992 es de la Editorial Letras Cubanas, de la Dirección de Literatura Instituto Cubano del Libro en una colección de homenajes a distintos artistas de la Isla, eso explica su humilde presentación y su existencia, pues Nicolás Guillén es uno de los poetas más importantes de Cuba, pero ya hablaremos de eso.

 

nicolasguillen

Otra cosa interesante es cómo llegó este libro a mis manos, llegó en una Liberación de libros, ¿Qué es eso? Es una actividad que se hace cada cierto tiempo en Santiago y que libera libros e invita a que otros lo hagan, uno después de leerlo debe volver a liberarlo (o esa es la idea), y puedes rastrear el libro con un código que trae. Todo esto es organizado por La Biblioteca libre.

Pero hay una última cosa que agregar, este libro tiene algunos timbres y notas que quiero compartir, pues esos detalles le dan una historia al libro, tanto al objeto como al contenido.  Aparece por ejemplo una frase escrita con manuscrita en grafito que dice

“Donación Emb de Cuba”

y tiene un timbre en otra parte que dice

PROPIEDAD DEL CENTRO DE SERVICIOS
CULTURALES PARA JOVENES BALMACEDA
1215
POR FAVOR NO RAYAR, CALCAR O SACAR
HOJAS DE LOS LIBROS

LA CULTURA ESTA EN LOS LIBROS
¡¡CUIDALOS!! A TODOS NOS
SIRVEN

CENTRO DE INFORMACION PARA JOVENES
I.MUNICIPALIDAD DE SANTIAGO

 

Lamentablemente nadie leyó la advertencia, porque al parecer nadie leyó el libro como lo indica su ficha de préstamo en la contratapa. O sea, podemos concluir que este libro del cual se hicieron sólo 1000 ejemplares y que llegó por lo menos 1 a Chile, fue donado por la Embajada de Cuba a la Municipalidad de Santiago, y que estuvo algún tiempo (por lo bajo unos 15 años) en Balmaceda 1215 donde nadie lo pidió, aunque esperamos haya sido hojeado, y por lo mismo es finalmente lanzado en la búsqueda de un lector con este proyecto llamado “la biblioteca libre“.

Entenderán ahora mi felicidad de ser yo ese lector y que tengo el minúsculo poder de hacerle honor, mediante este post, a un libro que difícilmente hubiera leído si no me topo con la liberación de libros. Así que, ya escrito el post, lo volveré a dejar en algún lugar de Santiago con la ilusión que alguien más lo lea.

Ahora les contaré de que se trata el libro. Como les comentaba, Nicolás Guillén (1902-1989) fue un poeta cubano y se le denomina “el poeta del son”. Personalmente creo que es el poeta con más ritmo musical que he leído, uno se pone a bailar leyendo su obra, y de seguro ustedes sin querer han oído alguno de sus poemas, pues muchos han musicalizado sus versos, un buen ejemplo en Chile son “Mulata” y “Sensemaya” de Inti-Illimani o “La Muralla” de Quilapayún.

De pasada recomiendo dos de sus libros más famosos y que pueden hallar en cualquier librería de viejo: “Songoro Cosongo” y “El son entero”.

Volviendo al libro, esta es una recopilación de textos realizados por Nicolás Guillén entre 1930 y 1948 y que tratan sobre música y músicos cubanos, algunas entrevistas o despedidas cuando algunos murieron. La verdad es que no conocía de nombre a ninguno,
salvo a Benny Moré, lo que em abrió todo un mundo, aunque al buscar hay pocos registros en la web, no sé si porque son cubanos o porque son muy viejos. Así que para terminar les dejo los nombres de estos músicos a quien Guillén dedicó algunas páginas: Rosendo Ruiz, Brindis de Salas, Virgilio Diago, Rita MOntaner, Manuel Corona, Eliseo Grenet, Benny Moré, Roberto Ondina, Bola de Nieve (Ignacio Villa) y Alejandro García Caturla.

Nicolás Guillén en la música cubana (1992).

Historia de la revista APSI: vivir en Dictadura, morir en Democracia.

// febrero 8th, 2015 // Na` que decir » // Informeichon, Litarutera

Historia-de-la-revista-Apsi

La revista APSI (Agencia Publicitaria de Servicios Informativos) es uno de los hitos del periodismo chileno, en plena Dictadura la revista se dio el lujo de hacer reportajes en serio, tomando distancia del poder, sea cual fuese su forma, de unir buena pluma y de permanecer hasta hoy como un referente de periodismo irreverente. Su slogan dice mucho: “Por el derecho a no estar de acuerdo”.
Se realizaron 511 números entre 1976 y 1995.

La historia de APSI, ahondando principalmente en la causa de su término, está narrada en el libro “Historia de la Revista APSI” de Francisca Araya Jofré. Publicado el 2007 por Editorial LOM, va contando de manera muy entretenida y en palabras de los mismos protagonistas el método y ambiente de trabajo en la revista, los hitos, la censura,  las diferencias con las otras publicaciones opositoras al régimen militar y lo paradójico de no poder encontrar financiamiento en “Democracia” luego de haber existido durante gran parte de la Dictadura.

apsi
Libro totalmente recomendado, porque al hablar de esta singularidad periodística finalmente se refleja uno de los problemas que hasta el día de hoy ocurre respecto a la libertad de prensa, a la falta de apoyo estatal a proyectos independientes mediante avisaje a pesar de vender muchos ejemplares (un muy buen ejemplo fue la muerte de la revista Plan B) y que si extrapolamos nos muestra también lo que a esta altura ya es evidente, el miedo que el conglomerado Concertacionista tuvo a la crítica, delatando una visión sesgada de lo que significa finalmente una Democracia. Con respecto a eso es interesante ver este artículo, aparecido en 1990 en la APSI 336, llamado “10 debates para una década”, podríamos decir que el pronóstico ya se ha extendido hasta las tres décadas.

Cabe mencionar que la periodista se dio el lujo de poner en la portada del libro la frase “Pico para Pinochet”, lo que me parece memorable, acertado y que tiene que ver con la historia del libro, pues es el chiste que los miembros de la Revista hacían en cada reunión de pauta cuando conversaban sobre el titular de cada edición.

Puede hacerse una idea del libro acá.

Hay una entretenida entrevista sobre el libro realizada a Francisca Araya  en el programa “Con todo derecho” de Radio Tierra.

Algunas webs donde se pueden descargar en pdf números de la revista APSI:

La más completa colección está en Memoria Chilena.

Los números hasta 1988, de manera muy ordenada están en Sala de Historia.

Y existen algunos números en el bello proyecto Revisteros.

 

allende-100

 

Historia de la revista APSI. El que se ríe se va al cuartel (pico para Pinochet). (2007) de Francisca Araya Jofré.

Nadie está lejos

// enero 23rd, 2015 // Na` que decir » // Litarutera

Nadie está lejos si puedo nombrarlo
si mi perro mueve la cola cuando lo nombro.

Nadie está lejos si veo las copas frente a cada asiento
si con mi copa en alto se la ofrezco al destino
mostrándole los cuatro extremos de la mesa
si cojo nuevamente mi copa vacía
si lleno con ella todas las copas restantes
si para todos alcanza esta incalculable medida
derramada en el hombre y ofrecida en la copa.

Si puedo decir que esta mesa nos reunió un buen día
estoy diciendo que estás sentado frente a mí
si puedo nombrarte yo tampoco estoy lejos
si al cruzar por tu casa cerrada para siempre
siento que alguien me mira alumbrando mis pasos
con esta misma luz que me inflama por dentro.

 

Del libro “El poema en el poema” (2004) del poeta chileno Efraín Barquero.

 

cheers-toast-the-simpsons-fire_200s

Sentirse o no sentirse culpable

// enero 16th, 2015 // Na` que decir » // Litarutera

culpable

“Sentirse o no sentirse culpable. Creo que todo radica en eso. La vida es una lucha de todos contra todos. Es sabido. Pero, ¿cómo puede darse esa lucha en una sociedad más o menos civilizada? No deberíamos tirarnos unos contra otros a primera vista. En cambio, intentamos proyectar en los demás el oprobio de la culpabilidad. Vencerá el que consiga hacer que el otro se sienta culpable. Perderá el que confiese su culpa. Vas por la calle inmerso en tus pensamientos. Caminando hacia ti, viene una chica que, como si estuviera sola en el mundo, sin mirar a los lados, camina recto hacia adelante. Chocáis. Éste es el momento de la verdad. ¿Quién insultará al otro, y quién pedirá perdón? esa situación me sirve de ejemplo: en realidad los dos son a la vez el embestido y el que embiste. No obstante, los hay que ,inmediata y espontáneamente, se consideran los causantes del choque y, por tanto, culpables. Y los hay también que siempre se consideran, inmediata y espontáneamente, las víctimas del choque y, por tanto, en su derecho de acusar en el acto al otro y de hacer que lo castiguen. Tú, en esa situación, ¿pedirías perdón o acusarías?
– Sin duda alguna, yo pediría perdón.
– ¡Ay, pobrem de modo que tú también perteneces a la legión de los perdonazos! Crees que podrás ablandar al otro con tus disculpas.
– Claro que sí.
– Pues te equivocas. El que pide perdón se declara culpable. Y si te declaras culpable, animas al otro a seguir insultándote y a denunciarte públicamente hasta la muerte. Éstas son lasconsecuencias fatales del que pide perdón primero.
– Es cierto. No hay que pedir perdón. Sin embargo, yo preferiría un mundo en el que todos, sin excepción, pidiéramos perdón y, por las buenas, inútil y exageradamente, todos cargáramos con las disculpas…”

De la reciente novela “La fiesta de la Insignificancia” (2014) de Milan Kundera.

Lecturas pajarracas 2014

// enero 10th, 2015 // Na` que decir » // Litarutera

Los pajarracos hemos tenido un año muy agitado, incluso tuvimos reuniones haciendo la poco esperada edición #9, pero hubo algún tiempo para leer, así se demuestra este año en nuestra web con artículos de Silvia y Aliwen.

Muchos-libros

Así que, tal como lo hicimos para el 2013 dejamos acá las lecturas favoritos del 2014 de algunos pajarracos para que sirvan como referencia para tropezar o eludir. Esperamos que este 2015 vean, lean, acaricien, desenpolven, huelan y escupan libros. El calendario chino dice que este es el año del pájaro verde, así que confiaremos en eso, ya que poca fe nos queda en Lo y sus sueldos miserables, además de no dejarnos sindicalizarnos, pues nos hizo cortar el dedo pulgar y necesitamos las huellas del dedo guatón para el trámite.

Aquí va.

 

SILVIA

Favorito del año: “Pan” de Knut Hamsun

knut-hamsun-pan

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otros recomendados:

– “Obra reunida” de Stella Díaz Varin. Edt. Cuarto propio, Stgo, 2011
– “María Luisa”. Recopilada por Agata Glico. Edt. Andrés Bello, Stgo, 1984
– “Aire de Dylan” de Enrique Vila- Matas
– “Una vida absolutamente maravillosa” de Enrique Vila- Matas
– “No mama no” de Verity Bargate
– “100 autoras y autores de hoy” de Pierre Jacomet
– “La mitad del hombre es la mujer” de Autor chino
– “Las voces de Marrakech: impresiones de viaje” de Elías Canetti
– “Escucha Chile Radio Moscú” de José Miguel Varas
– “Librerías” de Jorge Carrión
– “Antología virtual” de Oscar Hahn
– “Esa palabra que habita en nosotros: un método de lectura”
– “Jamás el fuego nunca” de Diamela Eltit
– “Libros del camino”. Obra completa de Teresa Wilms Montt. Compilada y preparada por Ruth González-Vergara. Edt. Grijalbo, Stgo, 1994

 

 

NEFELE

Favorito del año: “Lolita” de Nabokov y  “Americanah” de Chimamanda Ngozi Adichie

lolitaamericanah

 

Otros recomendados:

– “Alta Fidelidad” de Nick Hornby
– “Los misterios de Harris Burdick ” de Chris Van Allsburg
– “Bajo la misma estrella” de John Green
– “Jane Eyre” de Charlotte Bronte
– “Sangre como la mia” de Jorge Marchant

 

 

FRUNO:

the-complete-sherlock-holmes-copy

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

– “Estudio en escarlata” (1887)
– “El signo de los cuatro” (1890)
– “Las aventuras de Sherlock Holmes” (1892)
– “Memorias de Sherlock Holmes” (1893)
– “El sabueso de los Baskerville” (1901–1902)

Todos de Sir Arthur Conan Doyle

 

 

DELANOR RIGBY

Favorito del año:  “Black like me” de J.H. Griffin y  “No Impact Man” de Colin Beavan

black-like-menoimpactman

Otros recomendados:

– “Frogs” de Mo Yan
– “Le bleu est une couleur chaude” de Julie Maroh (el comic que inspiró la película “La vida de Adèle”)
POETRANSEÚNTE

Favorito del año: “La guerra del fin del mundo” de Mario Vargas Llosa y “El enigma de lo poético” de Sergio Peña y Lillo

el-enigma-de-lo-poetico-sergio-pena-y-lillola-guerra-del-fin-del-mundo-mario-vargas-llosa

– “Ni víctimas ni verdugos”  de Albert Camus
– “Este largo camino. Memorias” de Atahualpa Yupanqui
– “La vida intranquila. Violeta Parra. Biografía esencial” de Fernando Sáez
– “La película que no se ve” de Jean-Claude Carriére
– “Las aventuras de Tom Sawyer” de Mark Twain
– “La isla del tesoro” de Robert Louis Stevenson
– “Cartel chileno 1963-1973” de Vicente Larrea
– “Canción telepática: Rock en Chile”de Tito Escárate
– “Eje San Diego” de Ricardo Chamorro
– “Martín y la luna” de Sebastián Meschenmoser
– “Fahrenheit 451” de Ray Bradbury
– “El cansador intrabajable” de Claudio Bertoni
– “Mil versos chilenos” de Marcela Labraña, Felipe Cussen
– “Sin palabras” de Paloma Valdivia
– “Confort” de Charlie Tahn
– “Mi amor” de Beatrice Alemagna
– “Geografía poética de Chile: Magallanes” de Isabel Margarita Aguirre
– “Galápagos” de Francisco Coloane
– “Caperucita Roja” de Gabriela Mistral, Ilustrado por Paloma Valdivia
– “Lira Popular. Pueblo, poesía y ciudad de Chile” de Marcela Orellana

 

CORONEL MARMADUQUE

 

Favorito del año: “El concierto de los peces” de Haldor Laxness y “La fiesta del chivo” de Mario Vargas Llosa.

 

Otros recomendados:

– “Las malas juntas” de Jose Leandro Urbina
– “El barón rampante” de Italo Calvino
– “A tres bandas – mestizaje, sincretismo e hibridación en el espacio sonoro iberoamericano” (colección de ensayos)
– “White teeth” de Zadie Smith
– “La niña del pelo raro” de David Foster Wallace
– “El pequeño odioso – Antología de poetas precoces chilenos” compilados por H. H. Ochoa